1/4

EATING DiSORDERED

Por Lara Lily Chapman. 

Platicamos con Lara Lily Chapman sobre su proyecto llamado eating disordered, un proyecto que estudia las interacciones que tenemos en la mesa y nos recuerda la importancia de siempre ver la hora de la comida como oportunidad de convivencia.   

 

DC: Hola Lily, ¿podrías hablarnos un poco sobre ti?

LLC: Soy una investigadora de diseño, escritora y curadora en el Reino Unido. Crecí en Australia y también he vivido en Suiza y los Países Bajos. Mi práctica combina el juego, la investigación rigurosa y la crítica para explorar y hacer visibles las narraciones, patrones y políticas ocultas que operan en la vida cotidiana y en los niveles materiales. El trabajo reciente ha examinado temas como, el lenguaje como tecnología, las estrategias de manipulación diseñadas en objetos de consumo, la crítica a través de la cultura popular, los emoji, papel higiénico e incluso intervenciones guerrilleras en museos.


Recientemente terminé mi maestría en diseño de curaduría y redacción de Design Academy Eindhoven y anteriormente completé una licenciatura en diseño de productos y muebles de la Universidad de Kingston (donde realicé el proyecto "eating disordered".)

DC: ¿Cómo fue creado "eating disordered"?

LLC: El proyecto se desarrolló a partir de mi amor por las comidas compartidas, una fascinación por los rituales de comer y la creciente sensación de que estamos comenzando a valorar menos los rituales a medida que estamos cada vez más distraídos, estresados y ocupados. Creé una serie de objetos para comer (Twopot, Taprons (Table + Apron) y Push and Pulley Dining Set), cuyo objetivo es alentar a las personas a valorar las interacciones y bajar la velocidad.

DC: ¿Nos podrías compartir un poco del proceso creativo de este proyecto?

LLC: El proceso de diseño consistió en estudiar cómo comemos y llegar a una variedad de ideas sobre cómo podríamos interrumpir y llamar la atención sobre estos rituales. Hice toneladas de prototipos en bruto utilizando materiales simples y técnicas de fabricación rápidas y probé estos en mis compañeros.  Esto culminó con un evento de diseño de alimentos llamado Collaborative Café, que organicé en la Stanley Picker Gallery, donde los visitantes podían usar los objetos y disfrutar de una comida.

 

DC: ¿Porqué decidiste modificar la forma en la que interactuamos en la mesa?

 

LLC: El proyecto se desarrolló a partir de mi amor por las comidas compartidas, una fascinación por los rituales de comer y la creciente sensación de que estamos comenzando a valorar menos los rituales a medida que estamos cada vez más distraídos, estresados y ocupados.

DC: ¿Te gustaría seguir explorando y experimentando con la forma en como interactuamos con los alimentos? 

LLC: Por el momento, mi trabajo se centra en las colecciones de emoji y museos, y ciertamente hay muchas representaciones de alimentos. Existe una política de qué culturas se incluyen y excluyen los alimentos en estas colecciones visuales que reflejan qué y quién valoran las poderosas instituciones y empresas que curan estas colecciones en nuestra sociedad. Aunque no estoy trabajando directamente con el diseño de alimentos en este momento, siento que es increíblemente fructífero, con muchas posibilidades y algo a lo que creo que volveré en diferentes momentos en el futuro.

¡hola!

Ciudad de México, México. 

e:holadiariocomo@gmail.com

  • White Instagram Icon

diariocomo